ULTIMO MOMENTO

Radio Sudestada Balcarce - El Sudeste en la web

Política

[getBlock results="1" label="Política" type="block2"]

Hace un año la fórmula Fernández-Fernández arrasaba en las PASO


El 11 de agosto de 2019 se desarrollaban las elecciones primarias (PASO) del año 2019, paso previo a las elecciones generales del 27 de octubre.

En esa primera instancia el Frente de Todos, que propuso a Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner como precandidatos a presidente y vice respectivamente, se alzaba con un rotundo triunfo a nivel país cosechando el 49,5% de los votos contra un 32,9% que obtuvo la alianza Juntos Por el Cambio, que candidateaba en su fórmula al entonces presidente Mauricio Macri que aspiraba a la reelección, acompañado de Miguel Angel Pichetto.

La tremenda y agobiante situación económica que comenzó padeciendo la clase media y trabajadora desde prácticamente el inicio de la gestión macrista, y que con el tiempo alcanzó a todos los sectores industriales y productivos incluyendo el comercio, fueron un factor decisivo para que la mayoría de la sociedad optara por una alternativa de gobierno, en medio de una crisis que incluyó un desgaste social, operaciones mediático judiciales (Lawfare) y un cinismo manifiesto por parte del Gobierno nacional que se dedicó a endeudar al país a costa de los argentinos, fugando dinero "negro" de los retornos y de la "bicicleta financiera".

En un país normal esta situación no podría durar 4 años, pero la complicidad de gran parte de los medios de comunicación masivos permitieron que un grupo de amigos (tal como el mismo Macri mencionó a los miembros más cercanos de su gabinete y de la "mesa chica"), articularan una red de corrupción digna de una novela -así se va descubriendo paulatinamente en las distintas investigaciones- al punto de armar un aparato ilegal de espionaje que resulta increíble de pensar que estaba digitado desde el Estado.

El nivel de cinismo y perversidad de la gestión anterior quedaron demostrados al día siguiente, lunes 12 de agosto de 2019, cuando en 72 horas se produjo una de las más salvajes y aceleradas devaluaciones de la moneda en toda la historia: el dólar en nuestro país pasó de cotizarse a 46 pesos el viernes, para cerrar a los tres días (el día posterior a las PASO) a 62 pesos.

Desde la guarida del Diario Clarín lo titularon "El efecto de las PASO". La realidad es que el mismísimo Mauricio Macri ordenó al Banco Central, a cargo de Guido Sandleris, no intervenir con la compra de divisas para lograr así que la moneda estadounidense fluctuara según la oferta y la demanda.

El tiempo demostró que, aunque causó un importante daño a la economía de la sociedad, ni siquiera el intento de instalar el miedo que significaría ratificar el apoyo a lo que el macrismo llamaba "el regreso del kirchnerismo" no tuvo más efecto que ese. El objetivo era quedarse en el poder, y estaban convencidos de poder lograrlo.

Y la ratificación llegó finalmente el 27 de octubre de 2019, cuando la fórmula Fernández-Fernández volvió a imponerse en las generales por poco más de 8 puntos.