Lo Último

INFORMACION CORONAVIRUS EN BALCARCE - Casos confirmados: 3 - Casos sospechosos: 2 - Personas en aislamiento: 42 - Casos recuperados: 1 - Ultima actualización: 11/07/20 01:35 Hs. - Datos proporcionados por la Municipalidad de Balcarce.

Coronavirus

Regionales

HISOPADOS: MITOS Y REALIDADES DEL COVID-19

Informe oficial acerca del tratamiento de casos sospechosos.

PROTOCOLO de manejo frente a casos sospechosos de Enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)

A medida que aumenta la curva de contagios debido a los nuevos casos que se van confirmando por todo el país, la ansiedad y el miedo invaden a la población por la abrumadora cantidad de información al respecto, y a la vez a la falta de una que sea clara.

El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires emitió el pasado 11 de marzo un protocolo que explica los procedimientos que debe cumplir el personal de salud afectado a la contención de la pandemia, a la vez que el informe brinda datos claros y precisos para que el ciudadano común, sin ningún tipo de conocimiento médico o científico, entienda los mismos.

El objetivo del protocolo es implementar las medidas de prevención, detección temprana y control que permitan brindar la respuesta sanitaria integral necesaria para la atención y protección de la población susceptible de COVID-19, reduciendo las complicaciones y posible mortalidad debidas al mismo y procurando además limitar la propagación de este nuevo virus, en el territorio provincial y nacional.

La definición de caso, contacto y medidas a seguir propuestas en ese protocolo están basadas en las recomendaciones para el equipo de salud del Ministerio de Salud de la Nación, al 28 de febrero de 2020, que se encuentran en revisión permanente en función de la evolución y nueva información que se disponga del brote en curso.

Vigilancia de casos sospechosos

El objetivo principal de la vigilancia epidemiológica en la actual situación es detectar de manera temprana casos, permitiendo la atención adecuada de los pacientes y la implementación de las medidas de investigación, prevención y control tendientes a reducir el riesgo de diseminación de la infección en la población.

La vigilancia de COVID-19 se inscribe en la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas (ETI, bronquiolitis, neumonía, IRAG, IRAGI y sospecha Virus emergente) que incluye las servicios de atención de los distintos subsectores, las áreas de epidemiología municipales, regionales, provincial y nacional, la red nacional de laboratorios de influenza y otros virus respiratorios, laboratorios privados con capacidad para el diagnóstico, los laboratorios nacionales dependientes de la ANLIS, entre otros.

Todos ellos participan de manera activa del Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud, que permite la comunicación en tiempo real entre los actores intervinientes con responsabilidad sanitaria de manera simultánea y desde cualquier lugar del territorio argentino, contando con un sistema de alertas inmediatas ante la notificación de casos y el reporte de resultados de laboratorio, todo bajo estrictas medidas de seguridad informática y protección de la confidencialidad de los datos.

Desde el punto de vista normativo, la identificación de casos sospechosos de COVID-19 constituye un evento de notificación obligatoria en el marco de la Ley 15465 y debe ser notificado en forma inmediata y completa al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS2.0) dentro del Grupo de Eventos: Infecciones respiratorias agudas (IRAS), Evento Sospecha de Virus Emergente.

El personal de salud del sector público, privado o de la seguridad social que atiendan casos sospechosos, confirmados y sus contactos del COVID-19 están obligados a notificar al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS2.0) sobre dichos casos, cumpliendo con esta normativa nacional.

La detección de caso de nuevo coronavirus (COVID-19) se hará de acuerdo con las siguientes definiciones. Las definiciones de caso son dinámicas y puede variar según la situación epidemiológica.

Caso sospechoso:

Toda persona que presente fiebre y uno o más síntomas respiratorios (tos, dificultad respiratoria, odinofagia) sin otra etiología que explique completamente la presentación clínica, y que en los últimos 14 días:
- Haya estado en contacto con caso confirmado o probables de COVID-19
- Tenga una historia de viaje o que haya estado en zonas con transmisión local de SARS CoV-2

También debe considerarse caso sospechoso a toda persona con enfermedad respiratoria aguda que requiera asistencia respiratoria mecánica debido a su cuadro respiratorio y sin otra etiología que explique el cuadro clínico.

Caso Probable:

Caso sospechoso en el que se haya descartado Influenza A y B por PCR y que presente una prueba positiva para pancoronavirus y negativa para los coronavirus MERS-CoV, 229E, OC43, HKU1 y NL63.

Caso confirmado:

Todo caso probable que presenta rtPCR para SARS CoV-2.

Caso descartado:

Todo caso que cumpla con alguno de los siguientes criterios:
- Se obtenga resultado positivo para Influenza A o B por PCR.
- No se detecte genoma viral SARS CoV-2 por rtPCR en el Laboratorio Nacional de Referencia (LNR).


Cuándo hisopar y cuándo no
Según el protocolo, si el paciente no presenta síntomas no es necesario hisopar.

MANEJO DE CASOS SOSPECHOSOS

Triage

Se recomienda realizar triage en el ingreso de pacientes (guardia/sala de espera/orientación) para la búsqueda y atención rápida de casos sospechosos. El agente de salud que realiza el triage, deberá informar la presencia del caso al personal del hospital destinado al manejo de estos.

Evaluación del triage

Identificar personas con cuadro respiratorio más:
     - Antecedentes de viaje a China, Corea del Sur, Japón, Irán, Europa, Estados Unidos o países con         circulación del virus en los últimos 14 días, y/ó
     - Contacto estrecho de casos sospechoso o confirmado de COVID-19.

Aislamiento de pacientes sintomáticos y medidas de protección personal

a) Ambulatorio (consulta inicial)

Debido a que la dinámica de transmisión aún no se ha determinado, se debe proveer al paciente de un barbijo quirúrgico tan pronto como se identifique explicando el uso de este. La evaluación se deberá realizar en una habitación privada con ventilación adecuada y con la puerta cerrada, idealmente destinada para estos casos. Para salas generales se considera adecuada una ventilación natural de 60 L/s por paciente. El personal de atención médica que ingresa a la habitación debe usar las medidas habituales de precaución estándar, de contacto y para transmisión por gota:

     ° Precauciones estándar y de contacto:

          - Higiene de manos; de acuerdo con las recomendaciones de la OMS
          - Uso de guantes
          - Barbijo quirúrgico, (se deben colocar y retirar fuera de la habitación del paciente, descartarlo              en el lugar apropiado)
          - Se debe realizar la higiene de manos luego de retirarse los elementos de protección personal
          - Protección para los ojos o máscara facial, dependiendo de la exposición anticipada
          - Prácticas seguras de inyección o extracción de sangre

Además, los equipos o elementos en el entorno del paciente que puedan haber sido contaminados con fluidos corporales infecciosos deben manipularse de manera que se evite la transmisión de agentes infecciosos (por ejemplo, use guantes para contacto directo, descarte equipos muy sucios en contenedores adecuados, limpie y desinfecte o esterilice adecuadamente equipo reutilizable antes de usar en otro paciente).

La extensión de la aplicación de las precauciones estándar durante el cuidado del paciente está determinada por la naturaleza de la interacción entre el personal de salud, el paciente y el grado de exposición anticipada a la sangre o los fluidos corporales.

El informe pertenece a la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y está disponible para realizar consultas AQUÍ.

Nacionales

Internacionales