ULTIMO MOMENTO

Radio Sudestada Balcarce - El Sudeste en la web

Política

[getBlock results="1" label="Política" type="block2"]

Messi está invicto en Lisboa pero no marcó en el estadio de Benfica

Messi está invicto en Lisboa pero no marcó en el estadio de Benfica

Lionel Messi, capitán de Barcelona, se encuentra invicto en la ciudad portuguesa de Lisboa, donde mañana enfrentará al Bayern Múnich por los cuartos de final de la Liga de Campeones, ya que su equipo ganó en los tres partidos que jugó, sin embargo, en su única presentación en el estadio de Benfica no pudo marcar.

El crack argentino arribó hoy a la capital de Portugal, sede del "Super 8" que organizó la UEFA para completar la Liga de Campeones de Europa, y mañana en el partido de cuartos de final ante Bayern Múnich, de Alemania, intentará extender su buena racha en la capital de Portugal.

Messi jugó tres veces en Lisboa con Barcelona -siempre por "Champions"- y en todas ganó pero todavía no pudo hacer goles en el Estadio da Luz, de Benfica.

Su única vez en el estadio de Benfica fue en octubre de 2012 y en aquella oportunidad Messi no hizo goles pero asistió a los autores de los tantos de la victoria por 2-0, el chileno Alexis Sánchez y Cesc Fábregas.

Además, el partido quedó en el recuerdo ya que al final intercambió la camiseta con su ídolo, Pablo Aimar.

Las otras visitas de "Leo" a Lisboa fueron en noviembre de 2008 y septiembre de 2017 ante Sporting en el estadio José Alvalade (sede de la semifinal del miércoles próximo) con victorias por 5-2 (con gol y asistencia) y 1-0, respectivamente.

Su balance personal contra Bayer Múnich, por su parte, consta de cinco partidos, con dos triunfos, un empate y dos derrotas con un total de cuatro goles y dos asistencias.

En los cuartos de final de 2008/09 participó del 4-0 de la ida en Camp Nou con dos goles y una asistencia y luego fue titular en el empate 1-1 de la vuelta.

En la semifinal de 2012/13, jugó en la derrota por 4-0 en Alemania y por lesión no ingresó en el 0-3 en Barcelona.

La revancha fue en las semis de 2014/15 cuando marcó dos goles (uno fue el de la gambeta a Boateng) y brindó una asistencia en la victoria por 3-0 en España, luego disputó todo el partido en la derrota por 3-2 en Múnich que igualmente clasificó a Barcelona a la final que luego le ganó a Juventus y significó su último título de Liga de Campeones.